Científicos explican por qué los niños aprenden más rápido que los adultos